Gastronomía un mundo

mundo

Por: CHEF GUSTAVO BURITICA  Profesor de Gastronomía

Recordando mi infancia, esa infancia que transcurre como todas las demás.  ¡Creía yo!,

¿Por qué digo creía? La verdad fue inusual algunos hechos que despertaron en mí, ese primer

vistazo a un mundo totalmente nuevo, era ese que te envuelve con aromas de casa.

Ese pan recién hecho, el chocolate caliente en la hornilla y los huevos revueltos eran esos olores típicos, que sin explicar me conducían a sensaciones de las cuales aún hoy en día mi mente y mi cuerpo se transportan y quisieran duplicarlos para entregarlos en mis preparaciones.

Es extraño en realidad intentar duplicar un mundo donde el arte, el amor y sobretodo lo más simple se convierte en algo maravilloso,  expresado con las manos y entregado a los otros sentidos para complacerlos, envolverlos y transformarlos en una evidencia real, que nos permite crear un universo único en nuestro interior;  que lo plasmamos en nuestras preparaciones y las asomamos en el balcón  de nuestros sueños,  pudiéndolos hacer tangibles a los sentidos y regalándonos sensaciones tan diversas y tan variadas que nos damos cuenta que los alimentos  tienen alma y su alma se mezcla con la nuestra. Es impresionante como un plato de comida recuerda tu hogar, tu madre, tu primer amor y hasta ese lugar del mundo al cual quisieras viajar, robándonos una lágrima, una sonrisa o un recuerdo.

Así que he descubierto, que somos parte de los cinco elementos que nos forman, tierra, fuego aire, agua y el quinto el misterioso, somos nosotros con nuestras sensibilidades y nuestras experiencias, puestas en la misma receta universal para poder complementar, el mundo en el que vivimos y compartir ese elemento esencial al universo para trascender a una etapa nueva de la existencia humana naciendo de la gastronomía, un punto de partida para mejorar nuestra vida, dándole prioridad a la naturaleza mejorando nuestro entorno, con una conciencia ecologista vital para nuestra supervivencia en esta, nuestra nave que la llamamos tierra, ella es nuestro tesoro y nuestro cumulo de vida soporte vital de cada día, soporte de nuestras manos  a este amanecer gastronómico.

La gastronomía es el universo que reúne a millones de almas completamente distintas y desprovistas de fronteras de idiomas y de ideologías, listas y dispuestas a transmitir cultura, experiencias, fraternidad y amor.  Todas ellas en su más pura esencia, la esencia del corazón.

Es de allí que puedo decir, que como cocineros tenemos un poder en nuestro interior, algo que se escapa del entendimiento.  Somos dueños de la magia ancestral de conducir almas hacia universos distintos que se confunden entre sueños y realidades, alimentados con el amor y haciéndolos realidad por medio de nuestras manos, interpretando así el lenguaje ancestral que se nos dio como un don para plasmarlo en un bocado.

Conoce de otras actividades  de la Comunidad USMA. Para recibir el nuevo contenido de Haciendo Universidad, recuerda suscribirte. Si deseas escribir para Haciendo Universidad, contáctenos a dci@usma.ac.pa

Lea también:

Dejar respuesta

1 + 9 =