Pluma Invitada: Socialmente Responsable. Ing. Graciela M. Aguilar

Pluma Invitada: Socialmente Responsable. Ing. Graciela M. Aguilar

Socialmente Responsable

Pluma Invitada

Por: Ing. Graciela M. Aguilar

Docente de la USMA

¿Qué nos detiene a no tirar un trozo de papel al suelo, a imprimir justo lo necesario, a regar una planta que encontremos en el camino, a cerrar el grifo del agua cuando solemos asearnos? Las interrogantes deberían ser: ¿quién? ¿Te consideras un individuo socialmente responsable?

Más allá de la vital importancia que surgen de las políticas ambientales empresariales, de las denominadas Empresas Socialmente Responsables (ESR), existe un factor elemental en la estrategia de toda empresa, comunicada, sociedad y familia; quiero hablarles de la Responsabilidad Ambiental Individual.

Indistintamente del rol que juguemos en la sociedad, todos compartimos la condición de ser consumidores, en diferentes medidas y proporciones. En consecuencia ejercemos nuestro poder de decisión y responsabilidad individual con convicción de compromiso y consciencia a los patrones de consumo y del estilo de vida detrás de cada uno de ellos.

Traigo a colación lo que dijo un famoso escritor, creativo y publicista francés Frederick Beigbeder: “en el mundo de la publicidad nadie desea que las personas sean felices. Sencillamente, porque la gente feliz no consume”.

¿Qué tiene que ver la gente feliz con la responsabilidad ambiental individual y el consumo?

Podría ser porque somos una sociedad que, elegimos desechamos, usamos y volvemos adquirir cosas, cosas y más cosas.   El consumo se ha convertido en un elemento de significación social: se compra para mejorar la autoestima, para ser admirado, envidiado y/o deseado = felicidad.

Lo que hacemos y cómo lo hacemos tiene un impacto directo con nuestro ambiente y con nuestra sociedad. ¿Cómo te trasportas? ¿Qué comes? ¿Cómo lo usas? ¿Qué servicio prefieres? ¿Cómo lo desechas? ¿Cómo te educas?

La Responsabilidad Social Individual va mucho más allá del cumplimiento de nuestras obligaciones ante una organización, gobierno o régimen político, es con nuestro ejemplo como podemos ser grandes agentes de cambio para una exitosa implementación de la actitud de nuestras postreras generaciones.

Aprovecha tu tiempo libre en contribuir activa y voluntariamente al mejoramiento social y ambiental de tu entono (entiéndase, tu lugar de trabajo, tu hogar, tu barrio, tu andar diario).

Nuestro nivel de conciencia debe evolucionar.

 

Dejar respuesta

84 − 83 =