Nota Aclaratoria

USMA

La USMA es una Universidad Católica, y actúa coherentemente con su identidad. Desde hace tiempo sufre una campaña de crítica sistemática en las redes sociales. Seguramente sus autores lo hacen con la mejor intención, pero con muy poca objetividad: no es objetivo ignorar y silenciar todo cuanto la USMA hace a favor y al servicio de la Iglesia y la sociedad panameña (no vamos a explicitarlo aquí), para centrarse sistemáticamente en cuestiones que, supuestamente y según el criterio de algunos, no estarían de acuerdo con la forma en que debería actuar una Universidad Católica.

No nos preocupan estas actitudes críticas, pues por desgracia afectan también en muchas ocasiones a otras instancias de la Iglesia e incluso al mismo Papa Francisco, públicamente criticado cuando su evangélico modo de hablar y actuar no agradan a algunos sectores católicos que se creen con el deber o incluso el derecho de manifestar su desacuerdo.

El mismo Francisco, como antes Juan Pablo II y Benedicto XVI, ha insistido claramente en la identidad de la Universidad Católica, que debe caracterizarse por su universalidad, su calidad académica y nivel de investigación, su preocupación por la realidad y la problemática social y POR SU APERTURA AL DIÁLOGO CON TODOS. (ver el 14 de abril, encuentro con la Universidad de Villanova, por ejemplo).

Para él, catolicidad NO es cerrazón ni condena. Acepta y recibe a todos, sin que eso tampoco signifique que esté de acuerdo en todo con sus posiciones morales o políticas. Es la misma actitud de la USMA. Que conjuga su identidad católica con la libertad de cátedra, la aceptación de estudiantes de todas las confesiones religiosas, el diálogo y los acuerdos de colaboración con las personas e instituciones que influyen en la vida social. Siempre con fidelidad a la Iglesia y buscando el bien común.

Es una lástima que esto no se pueda entender y se tergiverse. A nadie se le ocurre decir por ejemplo que las organizaciones empresariales que recientemente han dialogado y llegado a acuerdos con SUNTRACS sean comunistas. Y cualquier católico con sentido común preferiría que los sindicalistas panameños dialoguen con la USMA y se formen en ella, en vez de irse como antes a Cuba o la Unión Soviética.

En el caso concreto del acuerdo USMA-SUNTRACS:

  1. Es por supuesto de orden ACADÉMICO Y DE FORMACIÓN
  2. Está en la línea de colaboración con todos los agentes de la vida social para contribuir al bien del país
  3. Favorece la necesaria y positiva colaboración entre el mundo universitario y el del trabajo, tan deseable para evitar fracturas y enfrentamientos de clase en la sociedad
  4. No supone que ambos actores coincidan en su pensamiento filosófico, creencias religiosas ni compromiso político

Es una manipulación presentar como se ha hecho en las redes sociales las palabras del Rector (hace meses) conjuntamente con las recientes manifestaciones del SUNTRAC a favor de Maduro, que por supuesto no apoya la USMA. Sus autores se considerarán católicos, pero no han leído seguramente el Mensaje del Papa para la Jornada de las comunicaciones sociales, denunciando las “fake news” y pidiendo que la información colabore al diálogo y la paz.

No hacemos esta declaración para defender la identidad católica de la USMA, que no necesita defensa a estas alturas, sino la verdad y la objetividad, y para desenmascarar una repetida campaña, que sin duda responde a otros intereses ocultos, ante la que ya no podemos callar ni dejar que engañe a la opinión pública.

Conoce de otras actividades realizadas en la USMA visitando nuestra sección de Vida Universitaria. Para recibir el nuevo contenido de Haciendo Universidad, recuerda suscribirte. Si deseas escribir para Haciendo Universidad no dudes escribir a dci@usma.ac.pa

Lee también:

Se actualizan los laboratorios de informática en todas las sedes de la USMA

Dejar respuesta

− 2 = 7