Pluma Invitada: Felicidad, la importancia del mindfulness

PLUMA-INVITADA-FELICIDAD-LA-IMPORTANCIA-DEL-MINDFULNESS

Roberto A. Moreno de León

Profesor

Cátedra de “Cultura de la felicidad”

Mindfulness

Una de las técnicas o disciplinas que guardan muchísima relación con el bienestar y la felicidad es el concepto anglosajón “mindfulness”, que pudiéramos traducir al español como atención o conciencia plena.

Esta práctica nos invita a alcanzar la capacidad de vivir el presente con plenitud, sin estar atado al pasado (causa depresión) ni demasiado pendiente del futuro (causa ansiedad).

Muchos vivimos nuestra vida “a mil por hora” y somos como un pulpo procurando hacer varias cosas a la vez. Esto nos somete a un nivel de estrés que si no lo manejamos adecuadamente puede afectar nuestra salud física y mental. Es por ello, que la técnica del mindfulness, basada en la práctica de la meditación, nos enseña la manera de focalizar positivamente nuestra mente en el momento presente para vivir con plenitud y conseguir ser más felices.

De una u otra forma, algunas personas son esclavas de circunstancias del pasado, con pensamientos recurrentes que impiden sacar a relucir todas sus capacidades presentes. Igualmente, está la tendencia de la gran mayoría de las personas de proyectarnos hacia el futuro, fijando objetivos y metas que convierten el presente en un mero trámite hacia su consecución.  En ambos extremos, el pasado y el futuro, hacen que posterguemos nuestra felicidad presente.

El mindfulness nos enseña a aceptar las cosas tal como son, sin juzgarlas, en focalizar nuestra mente en el momento presente y controlar los pensamientos errantes que nos alejan de nuestra conciencia. Esta técnica centra su atención en aspectos como la buena respiración, un ejercicio fundamental que permite conectarnos con nuestro yo, con la vida y con el instante presente. Adicionalmente, conlleva un mejor manejo de las emociones y permite conseguir una mejor conexión entre cuerpo y mente.

Investigaciones realizadas en ciertas universidades han demostrado que la práctica de mindfulness ejerce una acción beneficiosa en el tratamiento de distintos trastornos físicos, especialmente los asociados a los cuadros de estrés y ansiedad, como los trastornos cardiovasculares y respiratorios, la hipertensión, el dolor crónico e, incluso, se ha comprobado la mejoría en enfermedades como el cáncer.

Si bien es cierto esta técnica tiene sus raíces en el budismo, debemos ser conscientes que  esta es una filosofía asociada a un sistema de valores y de conocimientos que en muchos aspectos difieren de los que imperan en nuestra sociedad actual. Por ende, el llamado “control mental” va más allá de un mero ejercicio de concentración y lo que busca es ayudar a las personas a ser más felices, a vivir con plenitud y a sacar el mayor partido de sus potencialidades.

En fin, todos merecemos mayor bienestar y felicidad en nuestra vida, y el mindfulness es el camino hacia el logro de esos dos objetivos del ser humano.

El próximo martes 21 de marzo, en la USMA se expondrá una  interesante charla sobre este tema con el reconocido expositor Jan Moller, del Instituto Mindfulness – Panamá.

¡No te la pierdas!

 

Dejar respuesta

7 + 1 =