Etiqueta para un ambiente profesional virtual – Lic. Michelle Flores (Egresada)

etiqueta

Cada acción nuestra comunica. Incluso en un ambiente virtual. Nuestra vida ha cambiado mucho en los últimos seis meses. Clases, conferencias, talleres, conversatorios, webinars, reuniones de trabajo y un sin número de eventos han sido trasladados a plataformas online. Aunque el encierro ha sido muy difícil de sobrellevar, la tecnología ha sido un aliado increíble que nos ha permitido continuar con nuestra vida (hasta cierto punto) incluyendo mantener empleos, continuar con la educación y hasta socializar con la familia.

¿Hay nuevos protocolos en la virtualidad?

La pandemia ha creado una nueva dinámica de interacciones, que ha cambiado las reglas de protocolo en diferentes aspectos. Nos ha tocado aprender (muchas veces a los golpes) que hay nuevas normas de etiqueta que debemos tomar en cuenta en ambientes virtuales laborales, profesionales o educativos.

Por eso te presento algunos consejos de etiqueta para que transmitas una imagen más profesional:

  • Enciende la cámara: el contacto visual, aun siendo virtual, es importante. No encender la cámara en una conferencia se puede tomar como una falta de respeto o de seriedad por parte de un participante.
  • Procura una apariencia limpia y presentable: el estar en casa nos da cierta libertad para sentirnos cómodos, pero eso no significa que debemos descuidar nuestro aspecto.
  • Que el entorno sea adecuado: no es correcto participar en una reunión mientras permaneces acostado en tu cama o desde el baño.
  • Mantener el micrófono silenciado: Siempre que no sea tu turno de hablar, es mejor mantener tu micrófono silenciado para cualquier ruido inesperado que se pueda presentar durante la reunión no vaya a crear pausas incómodas.
  • Espere su turno para hablar: igual que de forma presencial, no es amable hablar por encima de otra persona.
  • Utilizar su nombre real: No es bien visto utilizar sobrenombres en ambientes profesionales, particularmente si hay personas que no te conocen.
  • Fondos de pantalla apropiados: Si estás en una reunión de trabajo, o en clases de la universidad, no es coherente que tengas un fondo de pantalla de playa (aunque todos queramos estar allá).
  • Revisa con anterioridad que tu equipo funciona efectivamente: Nadie está exento de sufrir dificultades técnicas, pero hay muchas que se pueden evitar con pruebas previas o conectándote temprano para asegurarte de que todo funciona de forma óptima.
  • Concentración: no es bien visto que mientras estás en una video conferencia estés realizando otras actividades como cocinar, limpiar o utilizar tu celular mientras alguien habla.
  • Sé puntual: la falta de presencialidad no te exonera de la puntualidad, especialmente cuando juegas un rol importante en la reunión, estar a tiempo tiene incluso más relevancia.

Y aun cuando siempre habrá detalles que se escapen de nuestras manos, como la fluctuación de energía eléctrica o la señal de internet, queda de nuestra parte dar la mejor cara, ahora en línea. El estar en casa no es una excusa para la informalidad negativa, es solo otra oportunidad para dar lo mejor de ti.

Puede que pronto salgamos de cuarentena, pero para muchos, la virtualidad llegó para quedarse.

Por: Lic. Michelle Flores – Egresada de la Facultad de Ciencias Sociales

Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan la opinión de esta Universidad.

Dejar respuesta

− 2 = 1