Elabora un menú semanal creativo, nutritivo y, ¡claro!, económico – Prof. Josefa Bichili

En estos tiempos, también nos toca ser creativos en materia de alimentación, tomando en cuenta los alimentos y nutrientes que necesitamos. Uno de los grandes retos es confeccionar un menú semanal, basado en nuestros ingresos, pero creativo.

En mi caso, me toca organizar las comidas, desayuno, almuerzo y cena para 4 personas, todos los días. Busco comidas divertidas, fáciles y económicas. ¿Cómo se logra eso? Mediante un menú. Veamos algunos consejos:

  1. ANOTA. Tómate el tiempo en hacer una lista de las comidas que te gustan a ti y a los tuyos; hazlo en dos columnas: en una colocas las que más les gustan y en la otra las que más realizas. Son las comidas más fáciles de cocinar.
  2. EQUILIBRA: para que nuestro menú sea lo más equilibrado posible, toma en cuenta las raciones.
  • Carbohidratos. Arroz o pasta. 2-3 veces semanales.
  • Verduras y legumbres: 2-3 veces al día. Pueden ser crudas o cocidas, en almuerzo o cena.
  • Carnes rojas: 1 vez a la semana.
  • Pescado: 3-4 veces semanales.
  • Pollo: 2-3 veces por semana.
  • Cerdo: 1-2 veces a la semana
  • Huevos: 2-3 veces a la semana
  • Frutas: 2 porciones al día.
  • Lácteos (quesos, yogurt, leche) 2-3 veces a la semana.

3. PLANIFICA: confecciona una tabla de 7 columnas, una por cada día.

4. DISTRIBUYE: en cada columna coloca 1 proteína, 1-2 porciones de vegetales, 1 de carbohidrato y 1 de fruta.

5. INNOVA: cada semana incorpora un plato nuevo. ¡Sorprende!

6. ORGANÍZATE: organiza tu tiempo de modo que los platos que llevan mayor elaboración se realicen los días que sean libres.

7. REVISA: Antes de ir al supermercado, revisa la despensa, menú en mano. Comprueba que irás por lo que necesitas.

8. ECONOMIZA: anota en tu lista del súper solo lo esencial.

9. ADELÁNTATE: algunos alimentos se pueden preparar o procesar antes de guardarlos; eso ahorra tiempo.

10. CUÍDATE: nunca descuides la salud; prefiere alimentos frescos y naturales en lugar de los procesados.

11. PREVIENE: nunca vayas al súper con hambre, o terminarás comprando antojos que te harán gastar más, y no son sanos.

¡Anímate a elaborar tu menú semanal!

Prof. Josefa Bichili, Directora de Innovación Gastronómica – USMA

Dejar respuesta

2 + = 10