Nacidos para triunfar – Prof. Miguel Angel Barrera

Triunfar

Un par de semanas sin ordeñar el tintero…

Irán saliendo epistolarios imaginarios de juglares que en noches de insomnio, sin voto y sin voz, nos contarán sus recuerdos, reflexiones y experiencias, dando rutas, aciertos y desaciertos para estos tiempos de crisis, y los que están por venir. Empecemos con ésta: el mañana de ayer.

Hoy no es un múltiplo de antes, tampoco una regla de tres; es algo que no existía antes, sin sobras ni excesos. Definitivamente que lo que hemos hecho antes importa, pero no define el futuro, es precisamente lo que hagamos hoy, lo que lo hará. Estamos dotados para conseguir lo que queramos. Un triunfador no es el que derrota al perdedor, sino el que se vence a sí mismo con sus propias potencialidades, capacidades y limitaciones. El hoy debe ser vivido sin prisas, es nuestro derecho. Nuestras respuestas serán definidas por el comportamiento veraz tanto en lo individual, como en lo colectivo siendo un miembro de la sociedad.

Lo importante, lo de veras capital, no es tener éxito, sino ser auténticos, el esforzarnos por ser uno mismo. Evitar malgastar energía en representaciones dramáticas o en falsas pretensiones nos iniciará por el camino triunfal. Un camino que pasa por entender la diferencia entre ser cariñoso y actuar cariñosamente; entre ser inteligente y actuar inteligentemente; en no escondernos detrás de máscaras, en no dejarnos atemorizar por la autonomía. Aunque todos, en algún momento, hemos tenido rachas para aprovechar y explotar correctamente la autonomía, lo que diferencia al triunfador del resto es que logra que esas rachas sean cada vez más largas. Y aunque en ocasiones pierde, logra reponerse rápidamente y volver al camino. El triunfador no juega al juego del desamparado ni al de culpabilizar, su juego es asumir la responsabilidad siendo consciente del valor del tiempo. Vive el ‘hodie et nunc’, el hoy y ahora. Todo tiene su tiempo y su momento. El triunfador busca encontrar el tiempo y el momento para cada cosa. El tiempo tiene un valor incalculable ¡no vuelve! El pasado ya pasó y el futuro no sabemos si llegará.

¿Quieres triunfar?

Si la respuesta es sí, entonces aprende a conocerte. No te dejes vencer del miedo de entender lo que ves en el espejo: contradicciones, debilidades, una caricatura de lo que quieres ser, números rojos. Tienes todo lo que necesitas, solo falta que actúes, busca lo que deseas, pues donde sea que esté, estará esperándote para que lo consigas de una manera correcta. Luego de conocerte traza el plan. Pospón el disfrute del placer disciplinándote en el presente, cambia el plan que llevas si es necesario y gozarás la vida cumpliendo con el deber. No te aísles de la sociedad y sus problemas, haz lo que esté a tu alcance por hacer de éste un mundo mejor.

Prof. Miguel Angel Barrera – Facultad de Arquitectura y Diseño – USMA
Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan la opinión de esta Universidad.

Dejar respuesta

91 − = 90