Salir de nuestra zona de confort – Claudia Sofía González (Estudiante de Mercadotecnia)

confort

Gracias a Dios, cuento con un trabajo fijo, estudios culminados, una familia y una vivienda con alimentos y facilidades; en otras palabras, una persona privilegiada, una persona llena de bendiciones.

Al buscar lugares en donde realizar mi servicio social, Panamá Solidario fue una de mis últimas opciones por varias razones, la principal, por la exposición al virus, además de que muchas jornadas chocaban con mis horas laborales. Al mismo tiempo, muchas veces escuchamos con cuanto trabajo tendremos que lidiar o cuantas horas tendremos que pasar de pie y nuestra mente dice “NO” instantáneamente. Pero justo es esto lo que está mal, no querer salir de nuestra zona de confort.

Hoy más que nunca estoy agradecida por la oportunidad que tuve al tomar este servicio social con esta organización y tal vez en su momento pude haber dicho “Por qué me tenía que tocar en esta pandemia”, pero creo que era justo lo que tenía que sucederme.

Me di cuenta de tantas cosas, cosas que mis padres me han inculcado desde pequeña, que en la escuela y en la universidad refuerzan, cosas que con las experiencias personales que he vivido, me han hecho apreciar todo por lo que mis padres han trabajado para darme y yo he trabajado por obtener, pero esta experiencia fue una suma a todo lo mencionado anteriormente, me hizo crecer como persona, como profesional.

Como mencioné anteriormente, esta experiencia me enseñó por lo que están pasando las personas que reciben las bolsas y las personas que arman las bolsas, dos realidades completamente diferentes que no había visto. Ver como personas madrugan, trabajan por horas, se exponen ante este virus, y todo esto sin esperar absolutamente nada a cambio, y no son personas que tienen que hacer horas de servicio social por la universidad, no, son personas que lo hacen porque los llena, porque les gusta el resultado de su trabajo duro y porque al final del día, saben que hacen a miles de familia muy felices.

También pude ver el otro lado, las familias que reciben estas bolsas por las cuales nos esforzamos muchísimo, familias que actualmente no están recibiendo un ingreso fijo por la situación actual, suspensión de contratos, despidos, falta de ofertas laborales, etc.

Estas bolsas para esas familias lo son TODO y de verdad no hay nada mejor que saber que estas cooperando y dando tu granito de arena para poder aportar a esa felicidad, a esa ayuda.

Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan la opinión de esta Universidad.

Dejar respuesta

+ 35 = 45