Mi experiencia en el programa “Pequeñas y Medianas Empresas; Promoción de la Industria Local para Latinoamérica” (B)

Por: Miroslava Alzamora

Docente de la Facultad de Negocios

En primer lugar agradezco a la Universidad Católica Santa María La Antigua y a la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) por haberme brindado la oportunidad de participar en el programa “Pequeñas y Medianas Empresas; Promoción de la Industria Local para Latinoamérica” (B). Aprovecho esta ocasión para felicitar a JICA por haber creado la primera versión de este programa. No cabe la menor duda de que fue muy bien diseñado y estructurado, y excedió las expectativas de los que participamos.

Este agradecimiento se hace extensivo a los coordinadores y facilitadores del curso: Katsuhiko Kawasaki, Líder del Programa, Tadashi Miyamoto-Coordinador, Hisako Eguchi-Traductora/Guía y sobre todo, a Hideki Furuno, Presidente de Kitakyushu International Techno-Cooperative Association, y a Shinichi Kitaoka, Presidente de JICA-Japón.

El programa se llevó a cabo durante los meses de junio y julio de 2016, en el Centro de Capacitación Internacional JICA Kyushu, ubicado en la ciudad de Yahata Higashi-ku, Kitakyushu-shi, Japón.

Los representes de este organismo nos explicaron que:

El concepto clave que subyace a las operaciones de JICA desde su creación en 1974 ha sido la convicción de que el “desarrollo de la capacidad” es el elemento central del desarrollo socioeconómico de cualquier país, independientemente de la función operacional específica que se lleve a cabo. Es por esta razón que este organismo ejecutor de la Cooperación Técnica del Gobierno del Japón busca contribuir al desarrollo socioeconómico de los países en vías de desarrollo, y así coadyuvar al fomento de la cooperación internacional, aportando sus conocimientos y experiencias por medio de sus diferentes programas.

Dentro de esta amplia gama de programas, los programas de capacitación han ocupado durante mucho tiempo un lugar importante en las operaciones de JICA. Conducidas en Japón, ofrecen a los países socios la oportunidad de adquirir conocimientos prácticos acumulados en la sociedad japonesa. Los participantes enviados por los países socios pueden encontrar conocimientos útiles y recurrir a sus propios conocimientos para mejorar su propia capacidad o la de la organización y la sociedad a la que pertenecen.

Al momento de recibir la invitación para participar en este programa, nos proporcionaron una amplia literatura donde compartían los pensamientos de las autoridades de JICA:

Desde la tecnología de ingeniería hasta los métodos de gestión de la producción, la mayor parte del know-how que ha permitido a Japón convertirse en lo que es hoy ha emanado del proceso de “adopción y adaptación”, que por supuesto ha estado acompañado de innumerables fallos y errores detrás las muchas historias de éxito. Presumen que tales experiencias, tanto con éxito como sin éxito, serán útiles para sus socios que están tratando de hacer frente a los llamamientos que actualmente enfrentan los países en desarrollo.

Durante nuestros primeros días de estadía en el Japón,  los facilitadores compartieron con los diferentes representantes de los países de Latinoamérica participantes en este programa, su filosofía de vida y nos dijeron que es bastante difícil compartir con sus socios toda la experiencia de desarrollo de Japón, pero que iban a tratar de ser muy simples.

Esta dificultad tiene que ver, en parte, con el desafío de explicar el “conocimiento tácito”, un tipo de conocimiento que no puede expresarse plenamente en palabras o números. A esta dificultad se añaden los sistemas sociales y culturales del Japón que difieren enormemente de los otros países industrializados occidentales y, por lo tanto, siguen siendo desconocidos para muchos países socios. En pocas palabras, llegar a Japón podría ser una forma de superar esa brecha cultural.

Es por esta razón que JICA invita a tantos líderes de países socios como sea posible a visitarlos, a mezclarse con el pueblo japonés, y a ser testigos de las ventajas y desventajas de los sistemas japoneses, de modo que el conocimiento y la integración de sus hallazgos pueda ayudar alcanzar los objetivos de desarrollo y crecimiento de cada uno de estos países.

El programa busca ofrecer a los participantes la oportunidad de desarrollar habilidades sobre medidas de apoyo a las PYMES en los gobiernos locales y métodos para fortalecer la estructura de coproducción de las empresas del sector privado. Todo esto basado en que la cooperación del gobierno y del sector privado es esencial para el desarrollo de la industria local. También logran obtener conocimientos prácticos sobre las medidas de apoyo a las PYMES, el fortalecimiento de los productos de valor agregado, a fin de colaborar en la gestión empresarial y al fortalecimiento de las empresas para hacerlas más competitivas y sostenibles a largo plazo, de modo que puedan seguir añadiendo riquezas a sus países.

Se espera que los participantes aprendan a crear capacidades como personal administrativo o líderes de PYMES en zonas rurales, escuchando conferencias y visitando entidades, instituciones y empresas para aprender sobre los conceptos y prácticas de las medidas japonesas sobre la promoción de las PYMES y el desarrollo de la industria local.

Este programa se centra en el aprendizaje de habilidades prácticas en la promoción de la industria local, tales como conocimientos prácticos de control de calidad, gestión de la producción, promoción de ventas y desarrollo de recursos humanos. Aprender las funciones de la Cámara de Comercio y de las Cooperativas Agrícolas.  Algunos de los lugares visitados fueron la Cámara de Comercio e Industria de Kitakyushu, Organización para PYMES e Innovación Regional (SMRJ), Compañía Nakashima Turret, Compañía Totto, Asociación Cooperativa Agrícola de Shimogo, Yahata Empresa de Fabricación de Maquinaria Eléctrica, Centro de Desarrollo Profesional Yahata, Oficina Pública de Seguridad del Empleo de Kurosaki, Corporación Eléctrica Yaskawa, Compañía Toyota, entre otros.

Como toda participación en este tipo de programas requiere de presentar un proyecto o bien, un plan de acción que busque brindar valiosos aportes a la institución en la que laboramos y finalmente, a la sociedad en general, el tema que seleccionamos fue: Mejoramiento de los aspectos de gestión empresarial y del talento humano en las PYMES.

Y el objetivo principal que perseguimos con este plan de acción es brindar capacitación para fortalecer las habilidades, competencias y aptitudes laborales de los colaboradores en las PYMES.

Al momento de someter a consideración mi tema y mi objetivo compartí, con los facilitadores y expertos del curso, las razones fundamentales por las cuales me ha parecido muy importante el enfocar mis esfuerzos en las PYMES. Les presenté en forma muy resumida algunos antecedentes sobre este tipo de empresas que procedo a detallar:

  • Representan el grupo económico más grande en la región latinoamericana y en Panamá.
  • Representan un 5% de la población y generan el 95% de las riquezas.
  • Generan el 70% de empleo en todos los sectores económicos.
  • Generan el 33% del PIB en la región.

Sin embargo, el 65%  desaparece antes de los dos años.

Es muy desconcertante; sin embargo, es la realidad que vivimos y que no solo se da en Panamá sino en la mayoría de los países de Latinoamérica.

De ese alto porcentaje que desaparecen o se declaran en quiebra,  un 64% es por falta de capacitación en temas de gestión empresarial sobre aspectos administrativos, operativos, de recursos humanos y sobre todo, estratégicos.

La falta de un planeamiento estratégico  que parte del plan del negocio que hayan definido estas empresas antes de iniciar sus operaciones comerciales, el no contar con una visión, misión y objetivos, claramente definidos y compartidos con las terceras partes involucradas en el negocio, la falta de personal calificado.  El cual carece de habilidades, competencias y aptitudes laborales acordes a las necesidades empresariales actuales son algunas de las razones principales de su desaparición.

El 36% restante que quiebra, está relacionado a temas como la falta de conocimiento del mercado, a aspectos técnicos, legales, fiscales y por el limitado acceso a financiamientos.  Algunas entidades financieras suelen poner reglas y condiciones muy rígidas y de menor beneficio para las PYMES, dejándolas en desventajas en comparación con las empresas grandes nacionales e internacionales, a quienes si se les brindan las mejores disposiciones.

Un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que solo el 9% de la empresas brindan capacitación a sus empleados y la excusa más utilizada es que no tienen presupuesto para este renglón.

Todo esto nos llevó a enfocarnos en el problema principal, donde la gran mayoría de las PYMES desaparecen en un corto tiempo ante la falta de personal calificado. Al analizar las causas de este problema, identificamos los siguientes factores:

  • Las universidades no cuentan con un programa de capacitación enfocado a PYMES.
  • Los estudiantes no tienen experiencia práctica en PYMES. Una de las razones es que muchos de ellos prefieren realizar sus prácticas profesionales o trabajos de campo en empresas grandes donde ellos visualizan mejores oportunidades de crecimiento, estabilidad laboral y buenos salarios e incentivos.
  • Al no contar con cursos para el manejo y dirección de PYMES y tampoco contar con experiencia laboral en ellas, los estudiantes no conocen sus necesidades, lo que les limita el poder brindar aportes significativos para su crecimiento, desarrollo y sostenibilidad.
  • No existe una estrecha relación entre las instituciones educativas y el sector empresarial que permita establecer estrategias y programas educativos cónsonos a las necesidades del mercado laboral.

Por estas razones y muchas otras, nuestro plan de acción considera que la Facultad de Negocios de la USMA ofrezca un área de concentración especializado en la gestión empresarial y desarrollo del talento humano para PYMES.

El resultado que queremos alcanzar con este programa o bien,  área de concentración, es que los participantes obtengan un amplio conocimiento en técnicas de negociación, realicen una excelente gestión administrativa, tengan una amplia visión estratégica y logren un alto desempeño gracias al desarrollo de sus habilidades y competencias.

Los cursos diseñados para estos fines son: Seminario de Habilidades Gerenciales, Desarrollo Avanzado de Habilidades de Comunicación y Liderazgo, Seminario de Administración de Negocios, Seminario de Pequeña Empresa, Gestión de le Felicidad en las Organizaciones, Análisis y Evaluación de Negocios y Gobierno Corporativo.

¿Cómo funcionan las áreas de concentración en nuestra universidad?

En las diferentes carreras a nivel de licenciaturas e ingenierías, los diferentes planes de estudios contemplan de 5 a 6 materias de libre elección, o sea que pueden ser tomadas al criterio,  interés o conveniencia de los estudiantes.

Aquellos que toman estas materias en una misma área de concentración contarán, adicionalmente, a su título académico, de una certificación que indica la especialidad o bien, concentración tomada.  Este es un excelente recurso de perfeccionamiento y constituye un valor agregado a la formación de nuestros estudiantes.

A manera de referencias,  la Facultad de Negocios de la USMA cuenta con 7 áreas de concentración en: Desarrollo de Emprendedores, Administración de Empresas, Negocios Internacionales, Auditoría Interna, Finanzas, Gestión Turística y Mercadeo.  Y la nueva área de concentración que nació de esta experiencia se denominará: Desarrollo de Habilidades y Competencias Gerenciales.

Este es un aporte que desea realizar la USMA a la sociedad en general y de esta forma,  seguir contribuyendo al bienestar y crecimiento de los diferentes sectores económicos del país.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*