Entrevista a Amarilis Young, Egresada y docente Sede Colón

1. ¿Por qué decidió ser docente?

Siempre me ha gustado servir a las personas; poner mis dones a disposición de la comunidad en la que vivo, es parte de mi formación de hogar y sobre todo mi formación cristiana. El formar parte de una institución que no solo fuera de enseñanza, sino que compartiera mi escala de valores, éticos y morales, fue uno de los puntos determinantes que me ayudó a tomar la decisión de querer pertenecer al cuerpo docente de la USMA.

2. ¿Cómo explica la vocación por enseñar?

La enseñanza siempre es una calle de dos vías, no solo aprende y crece el que es formado, sino que ayuda a mejorar en todos los sentidos al crecimiento personal y profesional del formador. La vocación de enseñar es solo un pequeño aporte, una semilla que se trata de sembrar en el corazón de los estudiantes para que aspiren a ser mejores que nosotros y que sean agentes de cambio.

3. ¿Cómo conecta sus lecciones con el mundo real en momentos de pandemia?

Siempre he pensado que todos debemos tener los pies bien plantados en la realidad en la que vivimos. Si bien la actual pandemia ha hecho un giro, exponiendo limitaciones visibles a nuestro modo de enseñanza tradicional, también ha dado una oportunidad de oro para que todos los docentes crezcan en el área de la tecnología.

4. ¿Háblenos sobre su mejor experiencia como docente?

Todo cuatrimestre es un cierre de ciclo, tanto para los estudiantes como para los docentes. La mejor experiencia que he tenido es saber que los estudiantes consideran que eres un punto de referencia, guía y asistencia; y que aun no siendo sus actuales facilitadores, te siguen buscando para ayudarlos a nivel profesional y personal.

5. Compártanos su experiencia en la formación que recibió en la USMA

Mi experiencia, como estudiante, fue de una formación profesional integral. Los docentes fueron verdaderos facilitadores y figuras inspiradoras que ayudaron a la construcción de conocimientos y de conciencia social, estableciendo altos estándares. El cuerpo administrativo fue inspirador, ya que no solo se preocuparon por el servicio brindado como estudiante, sino que te hacían sentir importante como ser humano. Dentro de la familia usmeña descubrí el significado de una vida comunitaria universitaria; la preocupación constante de no solo ser un centro de conocimiento, sino motivar el desarrollo del ser humano y profesional.

Si te interesa saber más sobre estudios al extranjero de la USMA, visita su sección de Internacional. Para recibir el nuevo contenido de Haciendo Universidad, recuerda suscribirte. Si deseas escribir para Haciendo Universidad, contáctenos a dci@usma.ac.pa

Lea también:

Entrevista a Profesor Axel Villalobos Docente de USMA Azuero

Dejar respuesta

70 − 67 =