Fuente: María del Pilar Leis y Yadyra Yánez abuelitos

Ellos son nuestro primer contacto directo con la vejez. Se vuelven espejos en que mirarnos en nuestro futuro y nos trasmiten su propia cultura de cómo envejecer – María del Pilar Leis abuelos

Los abuelos son los que consienten, están llenos de amor en cada palabra o trato, enseñan muchas cosas y a veces, de forma encubierta, regalan dinerito para ahorrar. Ellos son de las personas más vulnerables de la sociedad, en especial durante la situación mundial que los ha mantenido alejados de todos; por ello, debemos encontrar formas de cuidarlos y conectar más con ellos.

Aprender más sobre lo que necesitan es un primer paso importante. Muchas veces los ancianos piensan que no son importantes, necesarios, dejan de sentirse útiles si han perdido ciertas libertades o facultades para su desenvolvimiento en la vida diaria, por lo que se debe propiciar su salud mental; lograrlo también brindará paz a la familia.

Las abuelas, los abuelos y la crianza

Para aprender más sobre su rol en la familia y su influencia en la crianza de los niños, María del Pilar Leis, psicóloga clínica y de la salud, psicogeriatra, psicogerontóloga, geroactivista, consultora y egresada usmeña, de @Longeviarte, comparte consideraciones relevantes.

Finalmente, te invitamos a hacer valer el tiempo que pasas con estos seres sabios y espectaculares, con mucho que aportar, sus historias de vida, enseñanzas, abrazos (si tienen el privilegio de poder hacerlo), amor y mucho más. No los olvides, conecta con ellos ¿Qué esperas? ¡Haz feliz a un abuelito!

El rol de ser abuelo o abuela ha experimentado diversas transformaciones y en los próximos años, por los cambios sociodemográficos, el número será mayor. Está aflorando esta figura como un sujeto de derechos, que tiene su propia vida, intereses, propósitos y planificación de cómo vivir su vejez.

El “abuelazgo” es un rol social y es el involucramiento directo e indirecto en los cuidados y crianza de los nietos. En muchas ocasiones es impuesto y generacional. Es por esto que este rol debe ser elegido en libertad, sin presiones familiares ni sociales por la persona mayor, ya que también puede generar grandes gratificaciones. Sin los límites acordados, se puede convertir en motivo de estrés y puede impactar negativamente en su calidad de vida.

Foto de Nicole Michalou en Pexels

Cuando los abuelos deciden involucrarse en el cuidado familiar, este rol se convierte en energía vital para la persona mayor. Sus aportes a la educación, transmisión de valores y cuidados de los nietos resulta beneficioso para ambas partes. A las personas mayores, les ayuda a combatir la soledad no deseada, brinda sensación de utilidad, mantiene el físico, aumenta el rendimiento cognitivo y, sobre todo, genera un sentido de pertenencia en la esfera familiar.

Los nietos se benefician de esta relación intergeneracional a nivel emocional y psicológico; este vínculo brinda estabilidad y aprendizajes constantes. Es por medio de los abuelos, el primer contacto directo con la vejez. Se vuelven espejos en que mirarnos en nuestro futuro y nos trasmiten su propia cultura de cómo envejecer.

Los abuelos son nuestra conexión con la historia familiar y esto facilita la vinculación con los antepasados, esto es importante para la identidad. Son ejemplos vivos de resiliencia, fortaleza y valores, que van a latir continuamente en el corazón familiar.

El envejecimiento no es sinónimo de enfermedad – Yadyra Yánez

Todos son importantes abuelos

Todos necesitamos cariño y cada familiar puede aportar un granito de arena. No es solamente una responsabilidad de los padres, también los nietos y demás miembros de la familia pueden tener un aporte crucial en el desarrollo de conexiones emocionales con las personas mayores. Pero la oportunidad de brindar cariño no se limita al hogar, si no tienes un abuelito en casa puedes adoptar uno a través del proyecto que presenta la Fundación Mai.

Yadyra Yánez, coach ejecutivo, arteterapeuta, presidente de la Fundación Mai Panamá, estudiante de la Escuela de Psicología en la USMA y fundadora del Diplomado en Arteterapia nos cuenta sobre esta iniciativa que nace hace más de cuatro años como un proyecto para apoyar al adulto mayor institucionalizado. El proyecto se llama #Adoptaunabuelito y lleva talleres de arteterapia, musicoterapia y terapia ocupacional a los adultos mayores en albergues públicos, aquellos que difícilmente tienen apoyo de sus familias y que la sociedad olvida.

La idea del proyecto, que ahora evolucionó a Fundación, es generar consciencia sobre la vida de los adultos mayores en los albergues y la incorporación del “hacer arte” como parte fundamental de una vida tanto sana como agradable.

Yánez recalca que el envejecimiento no es sinónimo de enfermedad; existe un envejecimiento sano y saludable que todos deberíamos tener presente, uno que nos dará calidad de vida hasta el final de nuestros días. Sin embargo, hay que reconocer que a veces el envejecimiento también puede venir acompañado por enfermedades degenerativas y discapacidades que requieren atención.

En el momento que empiezan a surgir estas enfermedades es cuando debemos preocuparnos por cubrir sus necesidades terapéuticas, médicas, psicológicas y gerontológicas, porque atender al adulto mayor en cualquier condición es responsabilidad de todos, no solo de los hijos o sus familias, es de la sociedad en general. Por esto les presentamos cinco maneras de ser parte activa del cuidado de los adultos mayores.

5 formas de cuidar a los adultos mayores abuelos

1. Apreciarlos 

Respetarlos desde su esencia, por sus años, por su sabiduría, por todo lo que dieron en otros tiempos a la sociedad, por las experiencias vividas, los sufrimientos y sus alegrías, porque son quienes llevan la historia en sus hombros. abuelos

Los adultos mayores no son como niños, son personas con un aprendizaje mucho más amplio pero que debido a su deterioro, no pueden expresarlo igual. El respeto comienza con darles el lugar que les corresponde.

2. Estar allí porque es cuando más lo necesitan 

No abandonarlos. El abandono y soledad son los causantes de muchas enfermedades, incluso hasta de muerte, más que el mismo envejecimiento. La familia debe brindar su presencia, y el gobierno dar más importancia a este aspecto en el cuidado de los hogares, dar más visibilidad y facilidad al voluntariado de acompañamiento a las personas mayores.

3. Participar en actividades que ellos disfruten 

Crear actividades que les permitan participar activamente, en la medida que puedan y hasta donde puedan, porque no es lo que uno quiere, es lo que ellos necesitan.  La música, los boleros de antaño, la pintura, el tejido, la siembra y cosecha, los juegos de mesa, son actividades que los mantienen activos.

También pueden ver fotos, videos o películas juntos, escuchar música actual o del pasado. Además, pueden leer revistas o periódicos actuales juntos, hornear postres, planear y preparar una cena juntos.

Foto de Alena Darmel en Pexels

4. Crear vínculos abuelos

Atrévase a crear vínculos, hablar, compartir y escuchar activamente, independientemente de que sea o no sea familia; el vínculo es sanador ¡Adopte un abuelito!

5. Ser un voluntario o donador

Apoye a fundaciones como la Fundación Mai, que llevan talleres de manera permanente. Su aporte les permite llegar a más hogares y más adultos mayores que lo necesitan.

Si te interesa apoyar a la Fundación Mai puedes hacerlo de diversas formas, como apoyar las actividades de voluntariado, donando materiales de artes o útiles de aseo para adultos mayores. Si no tienes el tiempo pero te resuena la causa, puedes ser padrino de un abuelito por un año con $10 mensuales o comprando kits de arte que se entregan en cada actividad por un pago único de $10 cada vez que puedas.

Finalmente, te invitamos a hacer valer el tiempo que pasas con estos seres sabios y espectaculares, con mucho que aportar, sus historias de vida, enseñanzas, abrazos (si tienen el privilegio de poder hacerlo), amor y mucho más. No los olvides, conecta con ellos ¿Qué esperas? ¡Haz feliz a un abuelito!

Conoce de otras actividades de la Comunidad USMA. Para recibir el nuevo contenido de Haciendo Universidad, recuerda suscribirte. Si deseas escribir para Haciendo Universidad, contáctenos a dci@usma.ac.pa

También te puede interesar…

12 títulos que puedes disfrutar con toda la familia

Dejar respuesta

+ 25 = 35