Las jornadas de ponencias como parte del primer ciclo de conferencias Objetivos de Desarrollo Sostenible #1 Fin de la pobreza, que organiza la Universidad Santa María La Antigua (USMA), a través de la Oficina de Proyectos Especiales de la Rectoría, continuaron este 25 de julio de 2023.

Estas conferencias se realizan en conjunto con la Fundación Paraguaya (FP) como parte del convenio firmado para el desarrollo de la metodología de trabajo comunitario “Semáforo de Eliminación de la Pobreza” que la USMA adoptó como “Semáforo de Bienestar Familiar” (SBF).

En esta ocasión se analizó el tema: “Mentoría como intervención contra la pobreza”. Fue una jornada, moderada por Dagmar Álvarez, encargada de proyectos especiales de la Rectoría de la USMA.

El propósito de esta iniciativa es crear un nivel de conciencia y conocimiento del comportamiento humano y colectivo para intervenciones sociales, fortalecer la identidad y recuperación del capital social y cultural.

La actividad se realizó con el apoyo de la Asociación de Estudiantes de Psicología, por lo que, Álvarez agradeció la presencia de la estudiante María Fernanda Quintero, vicepresidenta de esta asociación.

Luis Fernando Sanabria, gerente general de la FP, quien trabaja desde hace más de 38 años en los barrios más pobres de Paraguay, explicó que cuando iniciaron el proyecto del Semáforo de la Pobreza, pensaron que solo el aumento de los ingresos para las familias, las llevarían al cambio en sus vidas.

Sin embargo, pudieron ver cómo muchos duplicaban sus ingresos, pero no salían de la pobreza, ya que también se requiere un cambio social, cultural y la capacidad de autogestionarse para marcarse objetivos y de ahí radica la importancia de la mentoría.

Por su parte, Juan Fernando Gómez, egresado de Maestría en Global Human Development Georgetown University, explicó que según los estudios que han realizado, un 11% de las familias que reciben mentorías, aumentan sus niveles de ingresos.

Nancy Ramos, gerente de Desarrollo Metodológico del Semáforo de Eliminación de la Pobreza, abordó el rol que deben cumplir los mentores, ya que se trata de una persona que tiene más experiencia en algo, que guía y apoya a otras con menos experiencia.

Agregó que los mentores necesitan tener claro qué pueden enseñar y ofrecer como mentores a las familias, facilitar procesos que ayuden a darle propósitos a las personas en situación de pobreza.

Sunitas Quijano, coach ontológico y egresada de la USMA, habló durante su intervención en la actividad sobre cómo se logra un proceso de transformación de vida y las herramientas necesarias para hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

+ 37 = 38

error: Copyright ©. Universidad Santa María la Antigua