Pluma Invitada: Caminos de Luz, Un cambio de Paradigma

Por: Vanessa C. Arosemena B.

Diseño de Interiores

Mi experiencia en la labor social con la Fundación Caminos de Luz, fue algo que no me esperaba. Yo tenía el pensamiento que era  solo llegar a cumplir con las  horas  requeridas y listo.  Sin embargo la experiencia fue muy diferente a lo que me esperaba.

Los líderes de la fundación nos enseñaron a trabajar en equipo, creando actividades para que nos sintiéramos cómodos a la hora de realizar las instalaciones. Para alguien como yo que me cuesta formar nuevas relaciones me ayudó a incluirme en el grupo y sentirme más confiada de completar mi trabajo con ayuda de los otros estudiantes.

Gracias a estas dinámicas fue mucho más fácil llegar a los hogares y hacer las instalaciones más rápido.

Mí primera instalación de los paneles solares

Consistió en caminar por 20 minutos subiendo ciertas áreas hasta llegar a la pequeña casa de un señor que no contaba con los servicios básicos como la luz y el agua.

Los pasos para la instalación de los paneles solares empiezan primero en darnos una charla sobre cómo es la estructura de los paneles. Luego se nos explica cómo usar las herramientas que nos dan, y cómo colocar los bombillos. El siguiente tema es en torno a la seguridad.

En lo personal me gustó mucho el trabajo, y participe en cada parte de la instalación de los paneles.

Luego de que completáramos las actividades e instalaciones organizadas, usualmente volvíamos a la escuela para descansar o compartir en grupo. Los domingos se dedican a intercambiar con las familias dentro de la comunidad, por medio de  reuniones en las casas o en la escuela donde se daba el cierre de las actividades programadas para cada fin de semana.

Conoce más del  Servicio Social Universitario
Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan la opinión de esta Universidad.

Dejar respuesta

− 2 = 6