El espacio de trabajo habla por ti – María Alejandra Marulanda

Es mentira eso que dicen “todos los hombres/mujeres son iguales”, es más, es científicamente imposible. Cada uno tiene cualidades que lo hacen único e inigualable. Estas características las reflejamos cuando nos expresamos, como nos vestimos y hasta en la organización de  nuestro puesto de trabajo.

Un escritorio ordenado es una mente ordenada. Las personas que se toman el tiempo de encontrarle un lugar a cada objeto de su escritorio. Lo hacen con el objetivo de tener un espacio de trabajo en el cual puedan desenvolverse fácilmente para alcanzar el éxito, ¿Acaso no es lo que todos queremos?

Si somos honestos, diseñar tu espacio de trabajo y conservarlo en orden no es una tarea entretenida. Lo puede llegar a ser si tienes una lista de consejos sencillos y eficaces que te ayuden a mantener todo en su lugar.

Lo primero es asignarle un puesto a los elementos que hacen parte de tu escritorio, esa es la clave principal para conseguir la armonía que estás buscando. Cuando algo no esté en su lugar, lo notarás inmediatamente.

Hazte fan de la tecnología que llegó para facilitarnos muchos procesos. Si guardas los documentos importantes en una memoria externa o en la nube no tendrás esas pilas de papeleo en tu mesa ahorrándote así espacio físico.

Es necesario tener un basurero al alcance. Hay momentos tranquilos en el día pero de repente llega una ola de trabajo que no te permite ausentarte de tu puesto ni un segundo. En estas ocasiones el basurero será tu mejor amigo. En lugar de acumular bolitas de papel y hojas inservibles las puedes arrojar inmediatamente a la bolsa después de haber utilizado ambas caras.

Diseña tu escritorio pensando en ti. Tú debes estar ahí la mayor parte del día, así que lo mejor es que te sientas cómodo. Decóralo con objetos que te pongan de buen humor cada vez que los veas. Esto puede ser fotos de familiares y amigos haciendo caras graciosas o un mini tablero con post-it donde las personas que visiten tu escritorio puedan escribirte mensajes lindos, de esta manera aseguras que las sonrisas nunca faltarán.

Tendemos a pensar que un escritorio es algo físico. Pero el escritorio que tenemos en el computador también entra en esta categoría. Toma 5 minutos para crear carpetas de todos los temas que se puedan presentar. Una vez estén listas, al momento que entre un documento nuevo, lo único por hacer es arrastrarlo hasta el folder.

Por último, no olvidemos que somos humanos y necesitamos unos momentos al día para recuperar energías.

Prepárate para estas ocasiones con juguetes anti estrés, música ambiental y solo para casos de emergencia bebidas energizantes.

Durante todo el tiempo que pasamos en la oficina debemos reflejar los valores y la cultura del lugar donde trabajamos, esto se logra con orden y disciplina. Recuerda que la vida es un trabajo universal de organización; traiciona a la vida quien no vive para el orden.

Descubre otros tips y consejos en las editoriales de Haciendo Universidad. Para recibir el nuevo contenido de Haciendo Universidad, recuerda suscribirte. Si deseas escribir para Haciendo Universidad, contáctanos a dci@usma.ac.pa

Otros contenidos que te pueden interesar:

Correos Electrónicos: 9 detalles para no olvidar

Dejar respuesta

3 + 4 =